Comercios locales se suman a la campaña ‘Alhaurín con A de Autismo’

El Ayuntamiento y la asociación Abacadabra distribuyen en negocios y establecimientos del municipio material e información con consejos sobre cómo atender a personas con TEA y sus familias o, incluso, detectar casos no diagnosticados


La campaña en torno al TEA (Trastornos del Espectro Autista) que se viene celebrando a lo largo del mes de abril en Alhaurín de la Torre coincidiendo con el Día Internacional del Autismo (2 de abril) ha dado un paso más con una actividad orientada esta vez a los negocios, establecimientos y pymes locales. La concejala de Comercio, Jéssica Trujillo, junto con María Peña y Natalia Álvarez, de la asociación Abacadabra, han visitado esta mañana varios locales para repartir obsequios, folletos y material informativo.

La finalidad es que los comerciantes y profesionales de distintos sectores conozcan pautas y consejos sobre cómo atender a personas con TEA, dado que acciones cotidianas como ir de compras o comer en un restaurante son, en muchos casos, experiencias fuera del alcance para estas familias. “Lo que buscamos es revertir estas situaciones para que estas cosas sencillas sean al final experiencias seguras y agrables para todos”, ha explicado la edil.

Para ello, a través de la asociación Abacadabra, especializada precisamente en la atención y concienciación acerca del autismo, se han elaborado una serie de carteles que se han distribuido a los comerciantes, y donde se explican una serie de consejos y pautas sobre cómo actuar. Uno de ellos, dirigido a todo tipo de establecimientos, apunta a recomendaciones tan sencillas como apagar o bajar el volumen de música o televisoresevitar la “sobrecarga visual” que suponen las luces intermitentes o fluorescentes o usar un lenguaje sencillo y corto.

Usar un temporizador o un reloj de arena que les ayude a entender cuánto tiempo van a estar en ese entorno o, simplemente, hacer uso del cariño o de la sonrisa como “moduladores del nivel de ansiedad” son otras prácticas aconsejables a la hora de antender a personas con TEA.

Por otro lado, para el caso de clínicas, hospitales o médicos, las pautas son más específicas, dado que acudir a estos sitios puede generar más inquietud o ansiedad entre jóvenes con autismo o este tipo de trastornos. Para ponérselo más fácil, estos profesionales pueden priorizar su atención para que el tiempo de espera sea mínimo, permitir que tengan cerca un objeto de apego y su familiar de confianza o realizar situaciones de juego, entre otras.

Por último, se ha editado otro cartel para guarderías, ludotecas y otros servicios frecuentados habitualmente por la población infantil, con el objetivo de favorecer la detección temprana de casos no diagnosticados. El escaso o nulo contacto visual, la ausencia de comunicación, el juego repetitivo o ‘rituales’, el apego inusual a objetos o el hecho de no prestar atención cuando se les habla son señales de alerta que deben ser comunicadas a las familias o tutores.

‘Alhaurín con A de Autismo’ es el lema de esta campaña, en la que colaboran diversas áreas del Ayuntamiento y la asociación Abacadabra. En el marco de la misma, hace solo unos días que se inició el reparto de un libro infantil titulado ‘El secreto del volcán’, que se va a hacer llegar a todos los colegios del municipio para acercar la realidad del TEA a los más jóvenes. Además, se han difundido una serie de ‘posts’ y publicaciones en redes sociales para concienciar a toda la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here