Octubre 26, 2020

El Pleno saca adelante por unanimidad una modificación de la ordenanza fiscal para que los establecimientos puedan pagar en dos plazos y eximirles en caso de que se les prohíba ejercer la actividad. El alcalde adelanta que se permitirá el uso de toldos en el exterior

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre aprobó en el Pleno ordinario correspondiente al mes de octubre una modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local que tiene por objetivo favorecer a los establecimientos de hostelería y restauración de cara a abonar este tributo por la instalación de terrazas en la vía pública.

La propuesta salió adelante con la unanimidad de todos los concejales de la Corporación e implica facilidades en el pago de la tasa por plazos, y la posibilidad de eximirles en caso de que las autoridades sanitarias del Estado o la comunidad autónoma les prohíban ejercer la actividad por la crisis del Covid-19. El expediente, que cuenta con el informe favorable del Departamento de Tesorería, se inició el 16 de octubre por providencia del alcalde, Joaquín Villanova.

El concejal de Economía y Hacienda, Abel Perea, explicó durante la sesión que la modificación implica dividir el pago en dos plazos: uno que se abonaría en periodo voluntario entre el 1 de mayo y el 30 de junio, y otro entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre respectivamente. La medida abarca la instalación de terrazas, veladores, mesas y sillas y quioscos.

Por otro lado, se modifica otro apartado de la ordenanza según el cual “se entenderá la inexistencia del hecho imponible” si, como consecuencia de la declaración de un estado de alarma, “se estableciera de modo temporal la prohibición total del ejercicio de una actividad para cuyo ejercicio se produzca la ocupación del dominio público”. De esta forma, se clarifica la redacción para asegurar que no se cobre la totalidad de la tasa en caso de que las autoridades ordenen el cierre de bares y restaurantes.

Ambas modificaciones entrarán en vigor el 1 de enero de 2021. Por otro lado, el alcalde adelantó que el Ayuntamiento facilitará el montaje de toldos y estufas en el exterior por parte de este tipo de establecimientos durante los meses de otoño e invierno, en la línea de favorecer el consumo en los negocios de Alhaurín de la Torre. En cualquier caso, aseguró que las instalaciones que se permitan deberán garantizar la correcta ventilación y distancia de seguridad.